TU HUELLA EN EL PLANETA

Alimentarse de insectos



Insectos: ¿Alternativa contra la desnutrición?

http://noticias.aollatino.com/2012/01/07/comer-insectos-crisis-alimentaria/



Violeta Merlo
Escritora

AOL Noticias
Published: 7/1/12 a las 7:30AM

Gusanos, hormigas, saltamontes, chapulines, abejas, avispas, polillas, orugas o mariposas ¿qué le gustaría comer hoy?... por más repulsivo o repugnante que pueda parecer, para la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas, (FAO por sus siglas en inglés) los insectos podrían ser la solución a la crisis alimentaria que viven varios países.
 De acuerdo con un informe de la FAO, actualmente se consumen a diario hasta 527 especies diferentes de insectos en 36 países de África al igual que en 29 países de Asia y 23 en América Latina. La masa corporal de los insectos está compuesta por un alto contenido de proteínas, por lo que Naciones Unidas los considera una potencial fuente nutricional de alto valor biológico para millones de personas que en todo el planeta padecen de hambre o desnutrición.
 Los insectos tienen una mayor cantidad de proteínas y grasas que las carnes o los pescados, además de un alto aporte vitamínico y mineral.
 Por ejemplo, 100 gramos de orugas aportarían 53 gramos de proteínas, un 17% de carbohidratos y un 15% de materia grasa, lo que se traduciría en un valor energético de unas 430 kilocalorías. Según la Sociedad Entomólogica de Estados Unidos, las termitas, las orugas, los saltamontes, las moscas, las arañas y gorgojos constituyen mejores fuentes de
proteínas que el pollo, el cerdo, el cordero y la vaca y, además, apenas tienen grasa y colesterol.
 Los expertos también destacan que los insectos son un producto ecológico, de fácil reproducción y fácil de conseguir, se pueden transformar en alimentos más fáciles de comer como harinas y por su bajo precio los hace asequibles para las personas de bajos recursos.
 En las regiones donde los insectos forman de manera tradicional parte de la dieta se suelen consumir tanto crudos como cocinados. Por ejemplo, en Japón los saltamontes, las pupas de los gusanos de seda y de abejas se cocinan en salsa de soja y azúcar y se sirven como aperitivos.
 En otras partes de Asia, los escarabajos, escorpiones y arañas tarántulas se suelen freír y se comen como aperitivo o se sirven como acompañamiento de otros alimentos como vegetales. En el continente americano las hormigas y las termitas se tuestan y es muy valorado su carácter crujiente gracias a su exoesqueleto, y en África algunos tipos de gusano se cocinan en forma de guiso.
¿Te atreverías?

Mi respuesta:

 No es cuestión de atreverse o no a probar esos bichos cocinados o crudos, tengo cosas mejores en qué pensar y comida menos asquerosa que llevarme a la boca.
  Me da la sensación que esa tal Violeta Merlo se ha equivocado de profesión. Vamos a ver señorita Merlo, a ver si puedo contenerme las ganas de insultarla, voy a hacer un gran esfuerzo, pues parece que usted se está tomando a guasa los millones de personas que están muriéndose de hambre. A usted le importa un bledo todo eso ¿cierto?
 Después de leer su pobre comentario, sólo le faltaba unas recetas de cómo cocinarlos.
Señorita, éste un tema muy serio y debería por empezar a criticar a esa fundación FAO por no saber encontrar la solución contra el hambre en el mundo. Una solución que hasta un niño dio con ella pues cuando tenía 12 años ya comentaba a mis amigos de cómo solucionar ese problema ( lea los artículos contra la pobreza, salud, explosión demográfica y el del hambre).
 También debió exponer que matar escorpiones o tarántulas es contraproducente, pues esos bichos acaban con un montón de insectos dañinos, tanto contra los cultivos o contra los insectos portadores de enfermedades hacia el ganado e incluso contra nuestra especie. ¿Por no habló de ello? ¿Por qué no criticó a los padres de concebir niños que no pueden alimentar ni darles una vida digna y saludable?. Haga un gran favor a la sociedad y dimita, el cargo de escritora le queda demasiado grande.

Nota: No sé quién habrá sido el "erudito" que llamó gusano de seda a ese insecto. Ningún gusano pasa por metamorfosis, por lo que se trata de una oruga. Los gusanos se limitan a crecer de tamaño y jamás se transforman en polilla o mariposa.

 Rubén Marco







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: