TU HUELLA EN EL PLANETA

Un incendio causa la mayor cifra de bomberos muertos desde el 11-S



19 bomberos fallecen atrapados por las llamas de un fuego incontrolado en Arizona
En las Torres Gemelas murieron 341
Eva Saiz, Washington, 1 JUL 2013 - 15:49 CET36


   David Kadlubowski (AP) | VÍDEO: REUTERS-LIVE!

19 bomberos han muerto este domingo mientras trataban de apagar un incendio incontrolado en Yarnell Hill, una localidad a unos 130 kilómetros al noroeste de Phoenix (Arizona). Los fallecidos formaban parte de una brigada de élite encargada de abrir cortafuegos y vías de escape. Aún se desconoce cómo murieron. Se trata de la mayor pérdida de bomberos en EE UU desde los atentados terroristas del 11-S, en los que fallecieron 341 y la segunda más letal ocasionada por las llamas desde que, en 1933, un fuego ocasionado en California matara a 25.
  En un comunicado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha referido a los 19 bomberos fallecidos como “héroes”. “Se trataba de profesionales altamente cualificados que, como hacen muchos otros en todo el país, ponen en riesgo sus vidas para proteger la del resto de los ciudadanos”. El mandatario ha reiterado sus palabras el lunes en Tanzania durante la rueda de prensa con el presidente del país, Jakaya Mrisho Kikwete. Las llamas han obligado a evacuar la pequeña localidad de Yarnell, de apenas 700 habitantes, y ha destruido más de 200 viviendas y otras 200 están amenazadas, de acuerdo con el oficial de la Administración Forestal de Arizona, Art Morrison.

                                 Estos son 18 de los 19 bomberos que han muerto en la extinción de un incendio. / AFP

 El fuego, que todavía sigue fuera de control, se inició el viernes como consecuencia de una tormenta eléctrica. Un rayo impactó cerca de la localidad de Yarnell. Las altas temperaturas, debido a la ola de calor que está experimentando el Oeste del país, acompañadas de ráfagas de viento racheadas de velocidades de hasta 40 kilómetros y la intensa humedad han extendido el incendio a más de 3.300 hectáreas, ha indicado una portavoz del Gobierno estatal el lunes por la mañana. A la zona se han desplazado 400 efectivos para tratar de mitigar las llamas.
Los 19 bomberos formaban parte de una unidad de élite del Departamento de Bomberos de Prescott, en Arizona, de acuerdo con el jefe de bomberos, Dan Fraijo. La partida había participado en las últimas semanas en el control de otros incendios en ese Estado y en Nuevo México. El único superviviente se salvó porque estaba dentro del vehículo del equipo desempeñando labores de vigilancia y observación en el momento en que sus compañeros fueron atrapados por las llamas. De acuerdo con las autoridades, a los bomberos se les envió asistencia aérea y ahora se investiga por qué resultó infructuosa.
  “Uno de los últimos mecanismos de protección en circunstancias como la de este fuego es excavar todo lo que se pueda y cubrirse con material ignífugo, con la esperanza de que las llamas no alcancen el cuerpo humano”, ha comentado Fraijo a la agencia de noticias Associated Press. “En determinadas condiciones, a veces sólo hay un 50% de posibilidades de sobrevivir”, ha reconocido."No sabemos todavía lo que ha pasado, pero los 20 miembros de la unidad estaban perfectamente cualificados", ha señalado el lunes por la mañana.
  Las unidades de élite están encargadas de abrir cortafuegos y líneas de protección, además de vías de escape para evacuar a la población en caso de incendios. “Se encargan de eliminar arbustos, árboles y todo lo que sea susceptible de que se prenda fuego y pueda expandir las llamas hasta los hogares”, ha indicado Fraijo.
  “Hoy es uno de los días más siniestros de los que puedo recordar”, dijo en un comunicado la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, que se ha desplazado a la zona este lunes. “Pronto sabremos qué provocó la tragedia, pero en esencia lo importante es lo que ya sabíamos, que luchar contra el fuego es un trabajo peligroso”, ha recordado. Brewer ha confirmado que el Gobierno federal ha enviado ayuda económica para ayudar en la contención del incendio.

  Fuente;
aquí

Mi opinión: Una vez más tenemos que lamentar la muerte de gente que no se lo merece. Como ya habéis leído, son muchos los bomberos que han perdido la vida cumpliendo con su deber. Sin embargo las autoridades siguen ignorando mi propuesta: utilizar a los reclusos que están juzgados por asesinato para desempeñar la función de bombero entre otros oficios de salvamento o trabajos de máximo peligro en vez de pudrirse en sus celdas donde no hacen nada por la sociedad.
 Como todos sabemos, una vida arrebatada no se puede sustituir, pero sí evitar que gente inocente muera por realizar ciertos trabajos y…¿qué mejor idea que utilizar a los presos asesinos? Al menos así hacen algo útil por la sociedad.

   Rubén Marco






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: