TU HUELLA EN EL PLANETA

El fuego de Yosemite amenaza el suministro de agua y luz de San Francisco



El incendio, que ha arrasado más de 60.000 hectáreas en nueve días, amenaza el suministro de agua y electricidad de 2,5 millones de personas

Vicenta Cobo
, San Francisco 25 AGO 2013 - 20:10 CET16


El incendio en el parque nacional de Yosemite. / VÍDEO: REUTERS - LIVE! / FOTO: AP

Las llamas continúan extendiéndose por noveno día consecutivo por Yosemite Nacional Park y amenazan el suministro eléctrico de San Francisco. Ya son más de 60.000 las hectáreas arrasadas en el que se considera uno de los incendios más grandes de la historia reciente de California.
  El gobernador de California, Jerry Brown, declaraba la noche del viernes el estado de emergencia en San Francisco y el condado, dado que el incendio ha causado daños a las infraestructuras hidroeléctricas que suministran energía a la ciudad y al condado.
  El fuego se está aproximando al Hetch Hethchy Reservoir, el embalse que abastece a 2,5 millones de personas en San Francisco y las zonas de alrededor.
  La Comisión de Servicios públicos de San Francisco se ha visto obligada a desconectar las líneas de transmisión del suministro de electricidad y agua y ello podría afectar a la interrupción parcial de ambos servicios.
  Según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California, “unas 4500 casas permanecen amenazadas por las llamas en Tuolumne City y Ponderosa Hills”, a lo que hay que añadir nueve edificaciones que ya han ardido. En ambas zonas viven unas 2000 personas, a quienes se les ha avisado para que abandonen sus casas voluntariamente. El viernes por la tarde se procedió a la evacuación de parte de las comunidades de Groveland, Pine Mountain Lake y Buck Meadows, dado que las llamas estaban muy cerca.
El incendio se declaró hace ahora nueve días en las inmediaciones del Parque y lejos de ser contenido no ha hecho más que extenderse. En estos momentos son ya más de 125.000 acres el terreno devorado por las llamas, que afecta a la porción noroeste del Parque, a 30 kilómetros de distancia de Yosemite Valley, una zona muy visitada donde se encuentran conocidos enclaves como el Gran Capitan, Half Dome y Glaciar Point.
  En estas fechas el Parque está especialmente concurrido por los muchos visitantes que se acercan para admirar la belleza natural de este famoso enclave de California.
  Yosemite permanece abierto, si bien algunas entradas al mismo como la de la Highway 120, en el lado oeste, han sido cerradas, así como los campings de Hodgdon Medaow y Hetch Hetchy Backpackers.
En la mañana del domingo, según el Servicio Forestal del Parque, sólo permanecía controlado el 7% del incendio. Fuentes del Parque señalan que se están tomando medidas especiales para proteger dos bosques de secuoyas gigantes, a tan sólo seis kilómetros de las llamas. Estos árboles tienen un gran valor por ser los arbustos más antiguos y altos que existen en el planeta.
  Un contingente de más de 2.500 bomberos, además de un buen número de hidroaviones están tratando de contener las llamas del llamado “Rim fire”, que ha doblado su extensión desde que estallara el pasado sábado en un remoto cañón del Stanislaus Nacional Forest.  El coste asciende ya a más de cinco millones de dólares.

 Fuente;
aquí






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: