TU HUELLA EN EL PLANETA

Los animales más mortíferos del mar

 
 


Venenos los hay por todas partes... Muchos peces son terriblemente venenosos, y de hecho los venenos más potentes son los producidos por las formas de vida marina.

Pero los venenos no tienen porqué ser siempre malos ya que de ellos se descubren y extraen numerosos fármacos para enfermedades tan terribles como el cáncer. Por ejemplo el Taxol, citostático contra diversos tipos de cáncer se extrae del las semillas del tejo que son sumamente venenosas. El veneno del alacrán azul es un fuerte antitumoral, tiene propiedades analgésicas y también antiinflamatorias, y está siendo estudiado actualmente para extraer de él nuevas medicinas.
  Los principios activos de muchos otros fármacos se extraen a partir de especies animales, muchas de ellas marinas y de sus venenos. La pérdida de biodiversidad producto de la actividad desenfrenada de la especie humana, está por tanto acabando con la posibilidad de descubrir futuros avances para la medicina y otras actividades de la ciencia.
Los peces y especies venenosas cumplen con funciones de equilibrio en los ecosistemas marinos, y además solo atacan para defenderse o para cazar a sus presas pero nunca de forma gratuita.
Pero veamos la lista de los más peligrosos...

1)
  El ganador de todos los venenos procede de la Avispa Marina. Una especie de medusa, cuya picadura es mortal. Tiene el veneno animal más letal del planeta. Solo 1,4 mg del veneno de sus tentáculos matarán a un ser humano. La podrá encontrar en aguas de Australia, en algunas costas africanas, en  el Sudeste asiático y en el golfo de México cerca de Texas. Generalmente, transcurridos sólo 3 minutos desde el roce con el animal, la victima entra en un paro cardiorrespiratorio. La avispa marina mata cada año a más personas que la suma de las muertes provocadas por todo el resto de animales marinos. Si viaja por aguas en donde puedan vivir estas medusas, el traje de neopreno es un perfecto aliado. Y recuerde que esta terrible medusa puede nadar durante un corto periodo de tiempo a 2 metros por segundo al perseguir a sus víctimas que no son más que pequeños crustáceos o diminutos pececitos.
    La minúscula cantidad del volumen de un granito de sal actúa rápidamente sobre el sistema nervioso, y después de una reacción inicial en la que se desarrollan ulceraciones y necrosis acompañada de un tremendo dolor parecido al producido por el ácido o un hierro extremadamente caliente, se produce un paro cardiorrespiratorio, a veces en sólo un par de minutos, dependiendo del tamaño de la medusa y de la cantidad de veneno inyectado.

2)
  En segunda posición tenemos a la Serpiente Marina, que también se las trae. Es la serpiente con el veneno más potente del mundo y es posible encontrarla en cualquier mar tropical.
    De hecho su veneno es más letal que el de la serpiente Taipán que es el animal terrestre más venenoso de la tierra. Una gota de la Taipán es suficiente para matar a 12 individuos o a uno sólo en 6 horas al deshacer los tejidos y órganos del cuerpo, haciendo que el afectado orine sangre y muera por fallo multiorgánico.
  La  Taipán tiene un veneno 15 veces más fuerte que la serpiente Cascabel de Mojave, o 750 veces más fuerte que la de la Cobra, lo cual nos da una referencia de la toxicidad del veneno de la serpiente marina también conocida como “cobra marina”. La buena noticia es que tiene unos dientes tan pequeñitos, que con un traje de buceo típico de neopreno de algunos milímetros nuestra serpiente marina no sería capaz de atravesarlo.

3)
  Del mundo de los peces, el Pez piedra es el más poderoso y en las púas de su aleta dorsal se esconden numerosas glándulas venenosas. Su veneno es terriblemente fuerte y es normal que la muerte sobrevenga al cabo de algunas horas. Si se sobrevive, la zona afectada se gangrena y produce dolores muy fuertes. El pez piedra es sumamente mimético, ya que se confunde perfectamente con el
entorno. Los puede encontrar por todas partes, y en la costa de Granada hemos podido observar ejemplares de gran tamaño.

4)
  En cuarta posición se encuentra un animal que si bien no es puramente acuático, se pasa la mayor parte del tiempo en el agua. La Rana de punta de flecha es un pequeño anfibio de color amarillo y de lo más venenoso. Original de la selva Colombiana cercana al Pacífico, su piel exuda un veneno en cuanto se siente amenazada. Su brillante color amarillo avisa de su fuerte peligrosidad. Una sola ranita puede acabar con un gran poblado de 1.500 personas!
    Su nombre “punta de flecha” procede de lo que hacían los nativos al frotar la punta de sus flechas contra su piel para preparar los dardos de sus cerbatanas. Por esta razón también se la conoce como “Rana del Dardo Dorado”.

5)
  En quinta posición y sin bajar todavía demasiado en toxicidad, nos encontramos con un precioso animalito conocido como “Pulpo de anillos azules”. Se trata de un pequeño cefalópodo cuya picadura es terrible. Su saliva contiene un veneno que puede paralizar la respiración de sus víctimas. Si no se trata la mordedura, la muerte puede ocurrir en 1 ó 2 horas.
 Luego y siguiendo en la escala de toxicidad, llegan animales como la Araña del banano que tiene uno colmillos tan pequeños que rara vez son capaces de atravesar nuestra piel, la Viuda negra que es la araña más peligrosa para el ser humano y de terrible veneno, unas 15 veces más potente que la de la serpiente cascabel. La viuda negra no tiene confusión con su característico dibujo en forma de reloj de arena rojo o anaranjado en mitad del abdomen. También la Araña reclusa parda es muy venenosa, o algunas especies de escorpiones y alacranes.
El Pulpo de Anillos Azules
 Es muy llamativo e inteligente como todos los pulpos. Habita en aguas desde Australia hasta Papua y Nueva Guinea. No mide más de 20 centímetros y es de color marrón oscuro amarillento pero con unos característicos dibujos de color azul cian. Cuando se enfada al ser molestado, los anillos azules brillan intensamente. Su mordedura a veces puede pasar desapercibida pero no sus efectos mortales que inhiben la función respiratoria y pueden acabar con la vida de una persona en 15 minutos.

 Otras medusas mortales

La Irukandji también conocida con el sobrenombre de “medusa asesina” es mucho más pequeña de la avispa de mar.
De hecho sólo mide 2 centímetros de largo y sus tentáculos se arrastran unos 80 centímetros. Pero su veneno no está en relación con su pequeño tamaño, y lo peor es que a veces su picadura puede pasar desapercibida.
 
 
 
 
 
Al contrario que con la avispa marina en la que las víctimas salen despavoridas y gritando hasta la playa en donde sucumben sin excepción a los pocos minutos, las irukandji presentan síntomas que se dilatan durante días, y que pueden ser confundidos con otras enfermedades. Se sabe muy poco de la medusa asesina ya que fue descubierta hace sólo algunos años y poco ha sido estudiada.
 
 Pero existen otros animales pequeños y no por ello menos peligrosos, como el caracol de concha marmórea, de apariencia inocente pero con picadura de terrible pronóstico: la muerte. Su apéndice afilado expele una toxina capaz de paralizar instantáneamente al cuerpo y causar la muerte por parálisis respiratoria en pocos minutos.

Puntualizadiones de Rubén Marco:
No es cierto que el veneno de la taipán sea el más letal de los animales terrestres, el curare extraído de la rana dorada en muchísimo más letal.
 
El autor vuelve a equivocarse, no entiendo por qué no se documenta bien antes de publicar nada. Se evitaría quedar en ridículo como lo está haciendo.
 
El anfibio más venenoso es la rana dorada, phyllobates terríbilis, la de la foto es una Dendrobates leucomelas, que por cierto, nunca va al agua, de hecho, ninguna rana Dendrobates o Phillobates permanecen en los charcos. Todas desovan entre las hojas de las bromelias). Yo las he criado en
terrarios.

Respecto a la peligrosidad de la viuda negra, en los humanos, produce dolor muscular, náuseas y parálisis del diafragma, lo que puede dificultar la respiración. Sin embargo, al contrario de lo que muchos piensan, la mayoría de la gente no sufre daños graves, y mucho menos la muerte.

La araña reclusa parda es más común en los estados del centro y sur de los Estados Unidos, especialmente en Missouri, Kansas, Arkansas, Louisiana, Oklahoma y la parte este de Texas. Sin embargo, esta araña también ha sido encontrada en varias ciudades grandes fuera de este rango.

Esta araña prefiere áreas oscuras y cubiertas, como debajo de las terrazas y en las pilas de madera. En casos raros se pueden presentar: coma, sangre en la orina, ictericia, insuficiencia renal o convulsiones, pero no se han dado casos de muerte por su picadura
Una vez más mete la pata al creer que los escorpiones y los alacranes son especies diferentes. Son sinónimos, como perro y can.

Aquí les dejo unos enlaces relacionados; 1, 2, 3, 4





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: