TU HUELLA EN EL PLANETA

Tecnología para transformar basura en energía cobra impulso



¿Tiene basura? ¿Residuos tóxicos? Elimínelos con un soplete tres veces más caliente que el sol y reúna el gas resultante para proporcionar combustible a autos no contaminantes y las unidades de energía de las casas informa Reuters
Puede parecer una idea salida de la mente de un científico loco, pero el método (conocido como tecnología de soplete de plasma) está ganando adeptos entre los gobiernos y las empresas, especialmente en aquellos con crecientes problemas vinculados con el tratamiento de desechos.
"Si uno puede reducir la basura y al mismo tiempo producir un gas valioso, qué mejor," dijo Charles Russomanno, experto en energía renovable del Departamento de Energía de Estados Unidos.
Los desechos de los hospitales, la basura en los municipios y el bifenilo policlorinado (PCB), un compuesto industrial sospechoso de causar cáncer, pueden ser eliminados con un soplete de plasma para producir gases que después serían quemados para generar energía.
Distintas compañías, incluyendo las privadas Westinghouse Plasma Corp., Geoplasma, LLC, y la británica Tetronics Plasma, ionizan el aire y otros gases hasta que puedan conducir la electricidad.
El proceso es similar al que ocurre en un tubo fluorescente, sólo que a una temperatura extrema de 16.649 grados centígrados.
Los sopletes de plasma descomponen los desechos en piedras parecidas a la obsidiana, metales pesados que pueden ser recuperados para su venta, y gases ricos en carbono e hidrógeno que arden como el gas natural.
Una compañía, Startech Environmental, lleva el proceso un paso más adelante al refinar el gas a través de una membrana para producir gas de hidrógeno puro para células de combustible.

EN BUSCA DE HIDROGENO

Las compañías automotrices y energéticas han invertido miles de millones de dólares en células de combustible de hidrógeno que producen energía mediante una reacción química, con el agua de vapor como único subproducto.
El presidente George W. Bush ha alentado la carrera para desarrollar hidrógeno al establecer en el presupuesto para el año próximo unos 228 millones de dólares, un aumento del 43 por ciento, para el plan.
Japón, donde los costos de administración de los deshechos son muy altos, se está convirtiendo en un líder mundial de tecnología de plasma.
En el 2002, Hitachi Metals, junto con Utashinai City, ayudaron a construir la primera planta de plasma, que produce 8 megavatios de energía mediante la incineración de deshechos de automóviles.
Startech firmó el año pasado un contrato de 1,3 millones de dólares con la japonesa Mihama Inc. para la descomposición de PCB. En febrero logró un acuerdo de 34 millones de dólares con la italiana FP Immobiliare para incinerar deshechos de computadoras. También ha ofrecido pruebas gratuitas para el tratamiento de algunos desperdicios en Nueva York.
"Dónde poner la basura resulta más caro cada día," dijo Carmen Cognetta, abogado del Departamento de Sanidad de la ciudad de Nueva York.

NUEVOS MARINEROS

El hidrógeno sería como el agua de mar para los sedientos marineros de la antigüedad: está en todos lados pero no de una forma que pueda ser utilizable. Es el elemento más abundante del universo, pero separarlo del oxígeno en el agua requiere grandes cantidades de energía.
Actualmente, la mayoría del hidrógeno se produce en refinerías para cumplir con las necesidades petroquímicas de refinamiento, aunque el proceso es costoso y los rendimientos pequeños.
La fuente de energía más barata para separar el hidrógeno es el carbón, pero su quema puede producir peligrosas cantidades de compuestos tóxicos y gases que contribuyen a generar el efecto invernadero.
En el futuro, la energía sería provista por energía solar y eólica, que por el momento son demasiado costosas.
Así que las tecnologías de soplete tienen potencial, dijo el geofísico Klaus Lackner, de la Universidad de Columbia. Brindarán un nicho adicional "y si tu hidrógeno pasa a ser más barato que el de tu competidor, entonces hay un gran mercado."
Owen Connolly, director de "marketing" de productos de la firma Plug Power Inc., con sede en Nueva York y productora de sistemas de energía con celulas de combustible, dijo que 25 pies cúbicos de hidrógeno producen 1 kilowatt hora de electricidad en sus plantas de energía.
Si los 225 millones de neumáticos que son desechados anualmente fueran en Estados Unidos fueran eliminados por unidades Startech, se produciría hidrógeno suficiente para proveer electricidad a 500.000 casas durante un año.
Algunos argumentan que el uso de los sopletes requiere casi tanta energía como la que produce. El presidente operativo de Startech, Joseph Longo, dice sin embargo que el sistema puede generar un 50 por ciento más de energía que la que se usa en forma de gas de hidrógeno.
Eso convierte a la tecnología, junto con la nuclear, la eólica y la solar, en una alternativa a los combustibles fósiles como el carbón, para construir un proveedor de hidrógeno, dijo Russomanno.

Fuente; aquí





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: