TU HUELLA EN EL PLANETA

En bikini por la ciudad


“El dilema del uso del bikini por la ciudad” ese el título del pasado domingo en el País, 19 de julio de

2009. En uno de los párrafos decía: “Los hosteleros y dueños de otros negocios de la Rambla protestan

porque consideran que la imagen de personas sin camiseta o en taje de baño por el principal paseo de

la ciudad daña la imagen de Barcelona. A la capital catalana, entienden, no le conviene difundir una

imagen de turismo degradado que afea el espacio público”.

 Féderic Munné, catedrático de Ciencia Política Social de la Autónoma de Barcelona, sostiene que

prohibir y multar tampoco sirve de nada”.

 Este señor lo tacha de problema de urbanismo y de información sobre las normas de comportamiento.

Matiza Munné que, en el fondo, se trata de educación.

  Sin embargo, el señor Manuel Delgado, profesor de Antropología de la Universidad de Barcelona

coincide conmigo al respecto, pues dijo “Cualquier cosa que afee el espacio público se pretende

prohibir: el turista que va en traje de baño, el nudismo, la pobreza y la prostitución. La obsesión es

prohibir cualquier cosa que contradiga el modelo de pasarela”. Delgado está convencido (y yo también)

de que las ciudades tienen problemas mucho más graves que el turismo que va en traje de baño y se

muestra contrario a prohibir comportamientos espontáneos.

 Pienso que la falta de zonas de aparcamiento gratuito, rebajar el precio de las zonas azules, bajar los

impuestos, facilitar los créditos a las pymes, creación de puestos de trabajo, luchar contra los

carteristas del metro, rebajar los precios de los alquileres, etc. son problemas más acuciantes que

preocuparse de cómo van vestidos o desvestidos la gente.

 Tampoco comprendo que ese periódico dedicase dos páginas a esas minucias. Señores y señoras que

estáis en contra de que cada cual vaya como le de la gana por la calle ¿me pueden decir dónde está el

perjuicio que les causan?. Yo puedo entender que sentarse desnudo en un restaurante podría transmitir

alguna enfermedad, difícil pero podría darse el caso, porque ¿cuántas mujeres circulan sin ropa interior

y van a los restaurantes? Supongo que bastantes y no pasa nada.

 Si es por decoro, me imagino que no deben sentirse cómodos estar al lado de personas muy tatuadas

o infestadas de pircing en el autobús o en el metro.

Señores, hay que ser un poquito tolerantes, sino están a gusto con la manera de vestir de los demás es

su problema, esa gente no se mete con nadie, no quieran ver fantasmas donde no los hay.

 Ustedes saben de sobras que hoy día aún perdura la costumbre de vivir desnudos (nudistas) y no pasa

nada, los niños lo asimilan perfectamente y viven en armonía. 

Pero por desgracia para los mortales, todavía existen municipios atrasados como Salou que impone

multas:

El Ayuntamiento de Salou, en el epicentro de la Costa Daurada, está convencido de que el turismo de

sol y playa no debe ir necesariamente ligado a lo vulgar y cutre. Para predicar con el ejemplo, el

Consistorio aprobó ayer por amplia mayoría en el pleno la nueva ordenanza de civismo y convivencia

ciudadana. "Queremos velar por la buena imagen de Salou", decía el alcalde, Pere Granados (FUPS).

En el trasfondo de la nueva iniciativa política está la voluntad de desterrar también para siempre la mala

imagen del turismo barato y de borrachera. La ordenanza prohíbe a los turistas beber en la calle, hacer

ruido y molestar a los vecinos, contratar los servicios de una prostituta o pasearse por la calle sólo

ataviados con el traje de baño, sea bañador, bikini o tanga, excepto si están en la playa o en la zona

del paseo marítimo.

"No se permitirá transitar por las calles o entrar en edificios públicos con una indumentaria indecorosa;

no es normal ir de compras marcando paquete o por el casco antiguo en tanga, da una imagen poco

cuidada de la ciudad", sintetiza el concejal de Seguridad Ciudadana y Turismo, Alberto del Hierro (PP).

Quienes incumplan las nuevas normas de conducta pueden ser sancionados con multas de 100 a 300

euros, aunque el Ayuntamiento ya ha anunciado una campaña inicial únicamente informativa. La policía

local advertirá a los infractores pero no multará de entrada, explicando que si bien es normal pasear

con bañador o bikini por las playas, la piscina del hotel o el paseo marítimo, está prohibido circular sin

camiseta por el casco antiguo, el núcleo urbano del interior del municipio o el mercado municipal.


Leer más:
http://www.lavanguardia.com/vida/20100701/53955755285/salou-prohibe-ir-por-la-calle-en-bikini-o-sin-camiseta.html#ixzz2StJTWpxA






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: