TU HUELLA EN EL PLANETA

La agresividad



 

 ¿Un comportamiento instintivo?

 
Introducción:
· Este trabajo trata sobre la agresividad y los factores que la definen. Pero primero veamos la definición de agresividad y luego algunos conceptos y opiniones sobre el tema.
· Agresividad: es una palabra de aparición reciente, a mediados de este siglo, proviene de la palabra latina ad gradi, que significa: ir hacia, ir contra; emprender, interpelar.
· Podemos decir, que la agresividad es un tema actual; así pues el ataque de seres humanos por seres humanos, no es nada nuevo, pero también podemos encontrar evidencias de violencia tan antiguas como queramos, pues la realización humana siempre va acompañada de violencia.
· Algunos pensadores afirman que: la agresividad es un instinto heredado de nuestros antecesores pre-humanos, de esta manera, afirman que el hombre es violento por naturaleza. También dicen que la agresividad se ve alimentada por una fuerza en forma de energía que se va acumulando en nuestro cuerpo y que necesita ser descargada periódicamente.
· Así pues la Europa del S.XX, de la que formamos parte, ha sido marcada por la política fascista, sembrando la muerte en campos de concentración, guerras y torturas, que no son más que modos de agresividad. Este tipo de conflicto bélico sigue siendo escenario cuotidiano del mundo, también es notoria la crueldad de la tortura en el régimen comunista posterior a Stalin.
· En definitiva la agresividad constituye una cuestión ética y política a la que la ciencia no puede dar explicación por sí misma.
Un aspecto del comportamiento humano objeto de apasionadas disputas entre los etólogos y los psicólogos conductistas es el de la posible existencia en el hombre de mecanismos instintivos programados por los genes, semejantes a los de los animales. Según los etólogos, tampoco el hombre suele reaccionar pasivamente a los estímulos del ambiente, sino que en cada uno de sus “estados de ánimo” busca activamente situaciones estimulantes particulares, que le permitan dar salida a determinadas pautas de comportamiento.
 Uno de los posibles mecanismos instintivos que ha desencadenado más polémicas a sus implicaciones sociales y políticas, es el de la agresividad.    
 
Además, de la teoría instintivista, otras dos teorías tratan de explicar el fenómeno de la agresividad en el hombre: la teoría ambientalista y la teoría de la frustración.
La teoría ambientalista parte del supuesto de que la agresividad es aprendida.
Por un lado, en las disputas por algún recurso los actos agresivos suelen verse recompensados por la obtención del mismo; por tanto, tales actos se aprenderán fácilmente al ser reforzados ya desde la infancia. Por otro lado, el ambiente social favorece mucho el aprendizaje de actos agresivos por imitación.
La teoría de la frustración supone que la agresividad de un individuo se desencadena cuando se le impide el acceso a un objeto deseado o la descarga de un impulso-como por ejemplo el sexual-.
Todos estos puntos de vista se basan en observaciones y experiencias rigurosamente controladas, de modo que probablemente todas lleven su parte de razón.
Y evidentemente, la existencia de mecanismos instintivos para la agresividad ni impide en absoluto la existencia de sistemas de aprendizaje acoplados con dichos mecanismos, o, la existencia de vías nerviosas que permitan descargar los impulsos a través de ellas si son bloqueadas otras salidas. Como ocurre en tantos otros campos del comportamiento humano, sólo la obtención de nuevos datos permitirá perfilar una teoría de síntesis más concreta y explicativa sobre la agresividad.
Psicología y sociología de la agresividad
 
Conducta:
 Modo de ser o actuar de un sujeto en relación con un sujeto o grupo.
Una conducta amistosa disimula a veces sentimientos hostiles. Entonces ¿Cuál es la intención de la agresividad? Pues, distingamos primero dos categorías:
-Agresividad defensiva: se reduce a la propia conservación o la de los suyos.
-Agresividad ofensiva.
Se puede agredir adoptando diferentes actitudes y experimentando diferentes actitudes y experimentando diversos sentimientos. Un individuo puede ser agresivo de diferentes maneras, desde el olvido de una cita, una negativa a la ayuda, el hurto... hasta la tortura o la muerte; de otro modo un comportamiento agresivo puede significar intenciones muy diferentes: venganza, eliminar un rival, compensar sentimientos de inferioridad, hacer desaparecer un testigo incómodo, protegerse, defender la nación,etc...
  Pues la agresividad no es sino un impulso negativo y destructor, si los hombres han de unirse de una manera igualitaria, como un grupo de hermanos, en vez de ejercer el poder en escala descendiente, necesitan una oposición, para que puedan disputar la jerarquía cooperativamente. Esta estructura favorece la estabilidad, de modo que los grandes agragados humanos, usan este sistema para organizarse. De otro modo ante una catástrofe se olvidan las creencias, clases, edades y riquezas y los hombres se unen estrechamente y se identifican los unos con los otros. Cuando ha pasado el peligro, descienden las barreras y el componente agresivo se pone de manifieto asumiendo su papel normal.
  En cuanto a las agresiones sobre las mujeres (violencia de género) opino que ese tema hace tiempo que tiene solución, pues está en manos de las propias mujeres. Os quiero dar un consejo a todas las féminas que quieran formar pareja estable, sabed que muchísimos de nosotros aparentamos ser de un modo totalmente distinto de cómo en realidad lo somos, bien por miedo a quedarnos sin la posibilidad de ligar con la persona que nos gustaría entablar una relación o porque  muchos prefieren ocultar sus fantasías más íntimas, así como sus necesidades para sentirnos realizados.
No tenéis que daros prisa con involucraros demasiado sentimentalmente con nadie, hasta que más o menos estéis seguras de que realmente  tu compañero se comporta tal y como sus sentimientos le dicta.
  Por lo tanto, debéis averiguar su pasado por sus amigos y familiares todo lo que podáis de él. Debéis evaluar si los defectos que habéis descubierto en vuestras parejas  estáis dispuestas a soportarlos. Jamás esperéis que los mejoren o estaréis frustradas. Por eso es imprescindible que viváis juntos para saber de verdad como es vuestra pareja.
 
Rubén Marco 

Para ver las demás fuentes de este tema pique aquí y aquí
Fuente: El comportamiento animal (Aula Abierta Salvat) – Eduardo Cruells





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: