TU HUELLA EN EL PLANETA

Pobreza, capitulo 2

 

           
 
   Este tema está dirigida a todos los que piensan como Pablo de la Iglesia, que vive en  Málaga, pero es Argentino.

  Se refería a un artículo que publicó en una revista. Hablaba de la pobreza y hambre que están padeciendo los niños de África y también hablaba de la deuda externa de su país.

   Lo primero que se me pasó por la mente al leerlo es que es demasiado fácil criticar y echarle la culpa de los errores a otros

 Él, critica a los Gobiernos de los países desarrollados, todos sabemos las miserias que padecieron nuestros abuelos a causa de la guerra y de la posguerra. En esa época ¿qué país nos socorrió?...ninguno.

Cada familia española  tuvo que buscarse la vida como pudo, e incluso miles de ellos tuvieron que dejar su país.

 Pues, si a África le da por invertir su riqueza en armas en vez de alimentar a su gente, o mejorar su estructura social imponiendo leyes que limiten el número de hijos y crear empleo facilitando los microcréditos, pues ahora que apechuguen cada país con sus propios errores.

  Otra cosa, siempre se habla de los pobrecitos niños o ancianos desnutridos o que no son atendidos clínicamente, ¿es que nadie se da cuenta de que ellos son los menos importantes en la familia? Si muere un niño, la familia puede recuperarse teniendo más hijos (terrible error por su parte) pero si se muere el que trae el dinero a casa, entonces si ocurre una tragedia, ya que se morirán todos, y sin embargo nadie piensa en los adultos. Entonces….¿a qué viene esa paranoia (enfermedad psíquica que se caracteriza por tener ideas fijas y obsesivas, basadas en hechos infundados) de los medios de comunicación en mostrar al mundo las mil veces repetidas imágenes de niños hinchados  y comidos de moscas?, ¿ porqué siguen procreando como conejos si no pueden atenderlos debidamente?.

  La Naturaleza es muy sabia y muere el que se lo merece, si los padres son  unos inconscientes lo pagaran caro los más frágiles.

 Los romanos ya tenían autocontrol sobre la natalidad y eso que eran más ricos que ellos, pero eran más inteligentes en ese sentido.

 ¿No os dais cuenta que cuanto más “ayuda” reciben(alimentos, medicinas) más miseria les crea?.¿Por qué tenemos nosotros que pagar los errores de los demás?

Dejad que la naturaleza ponga orden y deje vivir a quien tenga recursos, al igual que ocurre en la naturaleza.

  En cuanto a la deuda externa de Argentina ¿qué se hizo con el dinero que pidió prestado?

   Pablo pregunta: ¿qué podemos hacer usted y yo, ciudadano de a pié, para sacarnos el cáncer de esos dirigentes que roban y gobiernan para terceros, permitiéndose sentir descorazonadamente que cuando todo se vaya al carajo ellos podrán vivir cómodamente en Miami o en Marbella? (R. Natural N º43/Pág.6).

 A su pregunta le respondo que mucho, señor mío, todo depende de hasta donde uno es capaz de involucrarse y no dejar que otros hagan el trabajo, es muy fácil señalar con el dedo a los “culpables” o escribir quejas para que otros las publiquen. Empiece usted por intentar cambiar las cosas, y si el enemigo es demasiado poderoso aplíquese eso de; la unión hace la fuerza, búsquese aliados, como hace Al Goore.

  Lo que  no hace la pluma lo consigue la bala, eso sí, como última opción.

Por eso yo estoy en contra de las guerras pero a favor de las armas ligeras, pues en ocasiones es la única manera de solventar los problemas cuando no funciona la justicia y el sentido común, y si la gente encargada de ello no hace bien su trabajo y sólo saben prometer cosas que nunca llegan, hay que dejar de hacer pataletas y pasar a la acción.

 

          Rubén Marco






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu mensaje: